Dinero no comida – Dando opciones a los Pobres

(English version)

Recientemente fui invitado a participar en Ted X Barcelona Change Talk, donde hice una propuesta muy disruptiva en la manera en que la Ayuda al Desarrollo debe ser gestionada. En definitiva propuse que dejemos de lado la ayuda alimentaria y sustituyamos la comida con efectivo.  Especialmente en aquellos lugares donde los mercados funcionan.  Por obvias razones esto es inviable en muchos campos de refugiados donde no hay mercados operativos. Los principales argumentos que aconsejan el cambio serían:

  • Devuelve la dignidad y la capacidad de decisión a los pobres;
  • Es mucho más sencillo de manejar desde el punto de vista logístico;
  • No distorsiona los mercados locales.
  • Da el poder a las personas para decidir cómo gastar su dinero. No hay ninguna razón para asumir que los pobres no pueden tomar buenas decisiones económicas.

Pueden ver el vídeo del TED Talk aquí (de momento sólo en inglés),

La charla ha atraído un buen número de sugerencias y preguntas. Esta entrada intenta contestar algunas de ellas. Notablemente los comentarios recibidos tratan de la mecánica de cómo implementar la propuesta y no de un cuestionamiento de la propuesta en sí o si debería llevarse a cabo.

1.     ¿ Hay posibilidades de una distorsión de la economía local en en el corto plazo?

La hay, sin duda, existe un cierto riesgo de inflación local temporal. Esto sucedería si hay efectivo en manos de las personas y no hay oferta en el mercado. La manera de gestionarlo es trabajarlo a priori con los vendedores asegurando que hay suficientes stocks para satisfacer la demanda, de manera que los precios no suban. Si se hace así la posibilidad de distorsión es muy limitada. La razón es que las cantidades de efectivo introducidas son pequeñas. En las áreas en las que trabajamos en el Cuerno y Este de Africa, la densidad de población no es muy alta. De hecho esperamos que el influjo de efectivo sirva para reforzar la economía mediante el incremento de la circulación de dinero y capacidad adquisitiva que evite que los pequeños negocios desaparezcan. Además es importante tener en cuenta que el efectivo podrá a su vez satisfacer otras necesidades, sociales -bodas- y de largo plazo -educación, salud.

2.     ¿ Qué cobertura se aspira obtener? ¿ Algunas familias? ¿ Todas?

La cobertura, normalmente, es muy específica y se centra en la familias más vulnerables. La vulnerabilidad se determina por el contexto del área en donde se llevará a cabo la distribución. Suele ser hogares sin padre o sin padre ni madre, ancianos, personas con discapacidad, desplazados, etc.

En algunos casos, no obstante, la mejor opción es cobertura universal. No es tan sorprendente como pudiera parecer. Por ejemplo en el área mencionada en el Ted Talk, Turkana, el 95% de la población vive con menos de un un US$ (PPP) al día. Rebuscar entre toda la población para identificar el 5% no elegible costaría mucho más que incluirlos. Esto es también lo que el Hunger Safety Net Programme está llevando a cabo.

3.     ¿ De cuánto dinero estamos hablando? ¿ Depende del tamaño de la familia?

Hay muchos mecanismos y se utilizan en función de lo que se quiere lograr. Es importante entender que no hay una solución única para todos los casos. Algunas familias pueden obtener el apoyo para una situación temporal de emergencia, otras recibir pagos durante unos meses para ayudarles en la temporada difícil (por ejemplo durante la época de siembra y hasta la cosecha), y por otra parte para aquellos pobres crónicos (en situación de necesitar redes de seguridad social) puede ser a largo plazo.  En cualquier caso las cantidades suelen estar entre los 75-100US$ por entrega. Es importante recordar que esta cantidad es para suplementar lo que cada hogar gana y en general no se espera que sea la única fuente de ingreso. Según avanza el tiempo esta cantidad puede ir disminuyendo, pero aún debemos aprender más sobre ello.

4.     ¿Hay posibilidad de que haya desvío del dinero? 

Esa posibilidad siempre existe, incluso cuando se distribuye comida. El mecanismo para gestionarlo es un riguroso sistema que incorpore a los propios receptores. Asegurar que la gente sabe cuánto van a recibir y cuándo, sumado a un potente sistema de quejas si no lo reciben en cantidad, tiempo y forma. Así mismo monitoreo proactivo en forma de visitas y llamadas telefónicas a los receptores. Es humanamente imposible eliminar completamente cualquier posibilidad de desvío, pero con los mecanismos mencionados la probabilidad se reduce dramáticamente.

5.     ¿ Es absolutamente incondicional?

Hay varias maneras de implementar estos programas. Una es de manera absolutamente incondicional, las familias deciden como y cuando gastar su dinero. Otra es con una condicionalidad relacionada con un resultado deseado. Un clásico y exitoso ejemplo es el de PROGRESA (rebautizada como Oportunidades) programa de transferencia de efectivo en México que obliga al receptor a escolarizar y vacunar a sus hijos para seguir siendo parte del programa. Ello ha supuesto un gran incremento en términos educativos y sanitarios para el país. En todo caso, bajo ninguna circunstancia, debe tratarse de dictar como las familias gastan su dinero, como se ha dicho antes, esa no es una manera digna de tratar a las personas.

6.     ¿ Cómo monitorear el impacto?

El asunto en sí es espinoso. Es importante recordar que las transferencias de efectivo son solo una contribución al bienestar y desarrollo general de la gente. Hay un gran número de factores que impactan en el desarrollo. El sistema de monitoreo y evaluación ha de ser una combinación de elementos cuantitativos y cualitativos que buscarán hallar mejoras en la resiliencia. Dado que la métrica depende del contexto deberá ser adaptado a cada uno de ellos. Normalmente se escoge un número representativo de hogares y se siguen durante un período de tiempo para determinar el impacto. Sería interesante contrastar esta perspectiva con otra en una área similar en la que se esté implementado ayuda alimentaria tradicional. De esa manera seremos capaces de obtener mejores evidencias de lo apropiado, o no, de esta propuesta. .

Fran Equiza & Makarand Sahasrabuddhe

Esta entrada fue publicada en Aid, Cash Transfers, Emprendedoriedad, Alimentos, Crisis del Cuerno de Africa, Humanitario, Resilience. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Dinero no comida – Dando opciones a los Pobres

  1. Jane dijo:

    Excellent stuff! Well done! You did well Fran. So Can we do a comparative analysis of the food aid and cash transfer? This would help progress the issue.

  2. Oscar Samsó dijo:

    There is Development Aid and Humanitarian Aid, the last being driven by the need of saving lives. This approach that you are mentioning is a well studied / practiced one. It has its advantages and inconveniences depending on the type of context in which operates. About the different approaches of transferring cash there is extensive information regarding methodologies, advantages, inconveniences, contexts, etc. Disadvantages could be the amount of people that can be reached or working on insecure and volatile crisis. One useful document is in the following DG ECHO Guidelines: http://ec.europa.eu/echo/files/policies/sectoral/ECHO_Cash_Vouchers_Guidelines.pdf

  3. Oscar Samsó dijo:

    Upcoming training sessions
    Classical training:
    Ndjamena (FR): 9-15 May
    Kinshasa (FR): 23- 29 May
    Geneva (EN): 4-7 June
    http://www.dgecho-partners-helpdesk.eu/training/start
    Distance learning training:
    http://www.dgecho-partners-helpdesk.eu/dl/start
    The new DG ECHO funding guidelines on cash and vouchers are now available!
    An increasing number of humanitarian projects funded by DG ECHO include the
    distribution of cash and vouchers to beneficiaries. This trend is based on increased
    acknowledgement of the efficiency and effectiveness of this modality when used in the
    right context, and on increased evidence based on when and how cash and vouchers
    can be used. Cash and vouchers offer greater choice to beneficiaries and help to foster
    dignity for those receiving assistance. DG ECHO is supporting the use of conditional or unconditional vouchers or cash transfers whenever it is more appropriate to the
    specific context of the Action. The DG ECHO Partners’ Helpdesk has recently been
    updated in this respect and now includes three new sections: cash transfers, which
    provides useful descriptions and examples of cash transfers; voucher transfers, which
    describes the most innovative ways of distributing vouchers to beneficiaries; cash and
    voucher distribution through the project cycle, a specific section to support Partners in all stages of cash and voucher programmes. What are the standards expected from Partners? Cash and voucher transfers can be used to respond to the range of assessed
    humanitarian needs, enabling disaster-affected people to meet their minimum
    requirements for food and non-food items; to provide access to basic services; or to
    support emergency livelihood recovery. The first step in any humanitarian intervention is to assess the humanitarian needs, the context and the vulnerable population that may require assistance. When needs have been identified and can be
    met through resource transfers, an analysis must be conducted to evaluate the most effective, efficient and safe modality of assistance: in-kind distribution, and/or cash or voucher transfer. Alternative response options should be compared on the basis of the context and the desired project outcome. The targeting procedures for C&V
    programmes are the same as those for in-kind and should attract considerable attention. All types of transfer modalities, either cash based or in-kind, present potential risks of inclusion and exclusion errors. Security issues maydiffer from one context to another and must be taken into account based on the specific context of each action and its monitoring. A wide number of cash distribution mechanisms exists; all these systems come with their own preconditions, advantages, and limitations. Possible examples include direct cash distributions, cash through
    traders, cards, cheques, voucher fairs, mobile money. Monitoring and control mechanism must be ensured for any kind of transfer modality. This implies the monitoring of markets for the potential risk of market deflation for in-kind
    transfers and inflation with cash based transfers. Evaluation of cash and voucher activities can play a vital part in the learning process for both DG ECHO and its Partners. This knowledge can contribute directly to refining and validating the use of cash and voucher actions and their accountability systems. Where can I find more information?
    Please visit the DG ECHO Partners’ Helpdesk where new pages on cash and vouchers can be found:
    http://www.dgecho-partners-helpdesk.eu/implementing_an_action/cash_and_vouchers/start
    And also on the ECHO’s website:
    http://ec.europa.eu/echo/policies/sectoral/cash_en.htm

    Good Luck for the ones interested in the topic!

    Oscar.

  4. Gezahegn Kebede dijo:

    That was great Fran. You did fantastically well. I am glad to learn that one of the long debated issues around cash versus food has taken shape within Oxfam. No amount of aid will change the status of the poor without letting themselves having the opportunity to choose what is good for them.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>